Gracias Macri por hacernos conocer las bondades del liberalismo. Ya sabemos que la mejor salud es la privada, esa que es brillante en hotelería, con sus mediocres médicos y precios dolarizados. No es como la salud pública que solo te salva de las pandemias y siempre está presente. Al fin y al cabo la salud pública solo sirve para tener más hospitales y mejor atención. Gracias Macri, si no fuera por vos no hubiéramos conocido los vuelos cortos, baratos y añejos de Flybondi. Después de todo para que querés una empresa de bandera?. Nada más que para rescatar argentinos varados en Europa?, para eso querés una empresa que gasta y gasta y solo rescata y se acuerda que los argentinos también somos humanos. Solo nos representa, nos ayuda, nos contiene con su personal y nos tiene paciencia cuando somos rescatados e insultamos al piloto por una demora de treinta minutos. Hábrase visto, encima que estamos, varados, vienen por nosotros, no pagamos el pasaje, sino la sociedad con sus impuestos, demoran el retorno. Tenía razón Macri, hay que privatizar.

Gracias Macri por hacernos conocer el Uva. Gracias a usted sabemos lo que es no comprarse un departamento con todo el sacrificio, y entendemos lo que es pagar cuotas dolarizadas y recibir algún día nuestra propiedad. Después de todo que era el Procrear, solo accedíamos a una propiedad en poco tiempo y con cuotas accesibles. Teníamos la casa pero igual que el negro de la vuelta, y yo digo, hay una diferencia entre mi familia y la del negro, o me equivoco?.

Gracias Macri por entender que el futbol no es para todos, que debemos ahorrar plata para construir jardines y hospitales. No se construyeron, la plata se fugó pero lo que vale es la intención. Gracias Macri por hacernos ver que la única función de los uniformados es reprimir. De paso, eliminamos algunos negros. Bueno ahora el ejército está al servicio del pueblo produciendo barbijos y alcohol en gel. Pero eso de estar al servicio del pueblo no me va. Después de todo yo no integro el pueblo y era más divertido ver un gendarme matar por la espalda a un pobre.

Gracias Macri por hacernos ver que los ministerios son un gasto y no una inversión. Degradaste el de trabajo y el de salud y hoy gracias a la chorra y el tío Alberto tenemos más gasto. Ahora no me vas a decir que te importa que el ministerio esté al lado de la gente, que ayude con los enfermos, que construya más hospitales y consiga más remedios. Después de todo yo tengo prepaga, ahora le estamos pidiendo una ayuda al estado porque no alcanzamos a ganar lo suficiente. Después de todo es obligación del estado ayudar a las prepagas. El pueblo que espere. Y del ministerio de trabajo ni hablar, que es eso de pagar sueldos a gente que no trabaja por el solo hecho de estar en cuarentena. Donde se ha visto?. Encima te hacen piquetes, bueno ahora no, pero antes sí. Encima mandan mensajes a las radios que nosotros hacemos largas colas para entrar a los centros vacacionales. Y que esperaban?, que hagamos la cuarentena como cualquiera. Ah, no mijito, uno ya que tiene una licencias otorgadas por el gobierno de la chorra aprovecha el tiempo y vacaciona. Lo que faltaba, no puedo ir a mi chalé de Pinamar. Así son estos nazis, chorros, negros.

Gracias Macri por establecer diferencias, por agrandar la grieta y por aumentar los alimentos y las tarifas. No somos todos iguales. Igual pago poco y al súper lo tarjeteo. Pero esos que votaron a la chorra que paguen aunque no tengan y que el almacén les fie polenta y arroz, que eso es lo que comen no?. Si parecen chinos gordos, polenta, arroz, polenta, arroz, nunca un sushi. Y bueh lo votaron ustedes.

Antes que me olvide Macri, felicitaciones por tu cargo en la FIFA. Si, justo te nombraron y se acabó el futbol pero ya volverá y podrás demostrar todo lo que sabes. Felicitaciones por no ayudar al gobierno y que suerte tuviste loco. Este virus les agarró a ellos y que se arreglen. Ellos quieren cosas baratas y berretas. Ellos quieren hospitales funcionando, aviones rescatando, almacenes con alimentos baratos, gente que ayuda gente, son unos subversivos. Ya volveremos y todo volverá a no funcionar como antes pero nosotros felices con la bota sobre la cabeza del negro y eso Macri es impagable. Por eso solo nada más que mil gracias Macri. Gracias a vos conocemos las bondades del liberalismo.

Fuente: Revista y Agencia Comunas