En lo que va de 2019 se registraron 226 femicidios, lo que equivale a una víctima por violencia machista cada 32 horas. Desde MuMaLa vienen pidiéndole al Estado Nacional que construya estadísticas confiables y con perspectiva de género. Para ello, señalan, “deben establecerse consensos en lo conceptual y acuerdos políticos entre los distintos organismos y jurisdicciones para un registro sistematizado, público y de calidad”.

“En este sentido, nos preocupa lo planteado por el actual gobierno nacional a partir de las recientes declaraciones de la ministra Patricia Bullrich “celebrando” una baja en las cifras de femicidios. Cifras que difieren entre los distintos organismos del propio Estado, revelando la deuda pendiente que existe en Argentina en materia de datos oficiales”, señalaron desde el colectivo de mujeres.

“Lamentamos además que el enfoque encarado por parte del gobierno nacional para abordar los femicidios sea el de Seguridad. Nuestro registro muestra que 9 de cada 10 víctimas son asesinadas por alguien de su entorno familiar (pareja, ex pareja, novio), entonces más Gendarmería y más policías en las calles no previenen estos delitos. El abordaje de las víctimas y sus familias debe hacerse de manera multidisciplinaria e intersectorialmente. El discurso suena contradictorio cuando bien sabemos de la desjerarquizacion del Ministerio de Salud, del bajo presupuesto para el abordaje, de la no aplicación del Plan Nacional de Acción contra la Violencia de Género. Necesitamos medidas urgentes y concretas que alejen a los victimarios de las víctimas: dispositivos electrónicos para los agresores, asistencia económica directa para las mujeres, casas de protección, medidas que permitan cubrir la demanda de vivienda”, explicaron.

Según los datos del Observatorio MuMaLa: Mujeres, Disidencias, Derechos, el 7% de los femicidas pertenecía a alguna fuerza de seguridad y del total de femicidios cometidos con armas de fuego (46), el 13% fueron cometidos con armas reglamentarias. “Es necesario que, como ministra de Seguridad, genere los recursos necesarios para dar información sobre el protocolo de la quita de armas a personal de fuerzas de seguridad con antecedentes en violencia de género, un plan de desarme en toda la sociedad, un plan de seguridad ciudadana con perspectiva de género e implementación del Protocolo de Investigación en las fuerzas de seguridad y en el Poder Judicial”, subrayaron.

Por último, afirmaron que “A más de cuatro años de la histórica movilización del #NiUnaMenos, seguimos exigiendo datos y estadísticas oficiales confiables. Le pedimos al  gobierno que viene que, además de generar un presupuesto acorde, constituya un sistema de información ordenado, que permita obtener datos certeros sobre violencia hacia las mujeres y disidencias y en particular de femicidios. Información de los distintos organismos y jurisdicciones que deben integrarse con indicadores claros para cada ámbito. Que permitan un diagnóstico más certero y un monitoreo más efectivo del resultado de las políticas que se apliquen”, concluyen desde MuMaLa.

Fuente: Infobaires 24