Entre los límites de los barrios de Agronomía y Villa Devoto se encuentra el túnel de la avenida San Martín por donde los vehículos pasan por debajo de las vías del ferrocarril Urquiza. Una obra que era importante para el funcionamiento del Metrobus San Martín pero que con las últimas lluvias fuertes del mes de septiembre demostró que los túneles porteños de Horacio Rodriguez Larreta siempre dejan bastante que desear.

El túnel que mide unos 370 metros de largo se encuentra ubicado entre las calles Pareja y Asunción y cuenta con dos carriles por lado y una altura libre de 5,10 metros que permite el paso de camiones. El pasado 29 de septiembre una fuerte lluvia cayó sobre la ciudad y puso en evidencia muchas falencias en algunas nuevas obras realizadas en la Ciudad.

Es el caso del túnel de la avenida San Martín fue inaugurado en marzo del 2016, es una obra que le costó a los vecinos la suma $ 112 millones, pero que cuenta con serios problemas a la hora de recibir fuertes precipitaciones. El caso puede pasar desapercibido pero este tipo de túneles puso en estado de alerta a los vecinos de Devoto y Villa Urquiza quienes tendrán cercado sus barrios con 14 túneles de este tipo.

Según la palabra de la ingeniera civil María Eva Koutsovitis, especialista en hidráulica, docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, investigadora, coordinadora de la Cátedra de Ingeniería Comunitaria y Secretaria del Departamento de Hidráulica, quien expresó que “los túneles son obras muy riesgosas desde el punto de vista hídrico” y agregó que para el caso de los barrios Devoto y Villa Urquiza y “para esta parte de la traza del ferrocarril San Martín, en principio la alternativa del tren en trinchera es mucho más razonable y moderna.”