A pocos metros de cruzar cualquiera de las puertas de ingreso a la Agronomía de inmediato se modifican los sonidos. Rápidamente los cantos de las aves y el sonido suave de las hojas de los frondosos árboles reemplazan a los bocinazos, motores de autos y colectivos, gritos y algunos insultos por alguna maniobra, generalmente sin importancia. Junto con el Parque 3 de febrero y el Indoamericano es uno de los tres grandes pulmones de la ciudad.

El nuevo Código de Planeamiento Urbano de la Ciudad de Buenos Aires está muy cerca de ser sancionado y desde ese momento se posibilitará la construcción de un estadio cerrado para conciertos en esa zona estratégica de la C.A.B.A.

La zona en la que se pretende desarrollar este enorme proyecto inmobiliario alberga más de cien especies de aves. Allí funciona el Instituto de Oncología Ángel Roffo y se encuentra el Barrio Rawson, conocido como ‘Barrio Cortázar’, que es Área de Protección Histórica ya que en la zona residió durante varios años el escritor, y las facultades de Veterinaria, Agronomía y el CBC.

La nueva reglamentación permitiría la apertura de la calle Zamudio, entre la Avenida Beiró y Tinogasta, con el consiguiente tránsito vehicular en una zona de protección histórica y de gran biodiversidad, donde también funciona el jardín de infantes de la Facultad de Agronomía.

La construcción del estadio para recitales dentro del club Comunicaciones agravaría la afluencia de tránsito, suciedad y la contaminación sonora, lo cual implica un serio riesgo para este importante espacio verde, con fauna y flora originaria.

El proyecto incluye la apertura al tránsito de la calle Zamudio, que atravesaría la Facultad de Agronomía partiéndola en dos, con el objetivo de generar una circulación vehicular donde ahora hay un extenso parque con árboles nativos.

Los ‘habitué’ pueden recorrer sectores en los que se observan diferentes siembras y alumnos y docentes trabajando la tierra. Otros, optan por correr, caminar o andar en bici a pocos metros de caballos, ovejas, llamas o cerdos, mientras los futuros veterinarios los estudian con sus profesores.

Mientras tanto, los vecinos y vecinas de Agronomía se oponen férreamente a estas modificaciones y convocan a todos los vecinos y vecinas de la ciudad a defender este espacio verde.
Fuente Hugo Gulman para Inbfobaires24