Pandi es el nombre del personaje seleccionado que busca representar el esfuerzo, sacrificio y constancia de los jóvenes deportistas. La elección de su nombre se debe a la combinación de las primeras partes de las palabras “Panthera Onca”, su nombre científico, y su relación con el mundo digital.

Un detalle interesante es que #Pandi es de género fluido, es decir, no se identifica como mujer ni como varón. Una gran apuesta para los primeros JJOO mirando a la igualdad de género basándose en el deporte como motor de cambio. La mascota de Buenos Aires 2018 fue diseñada por la agencia argentina Human Full Agency bajo la dirección creativa de Peta Rivero y Hornos. En tanto, el cortometraje animado fue realizado por la productora local Buda TV.

Lamentablemente los peluches de Pandi no pudieron ser vendidos ya que unos 370 kilos de mercadería se encuentran varados en la aduana por un “error” del importador en la manera de importar el peluche. El inconveniente con la comercialización surgió cuando el importador intentó hacer ingresar al país la mercadería como otro producto, sin cumplir con las exigencias que debe pasar un juguete para ser vendido al público. Si bien técnicamente no se cometió delito hay que destacar que los quisieron ingresar por la aduana a través de un régimen incorrecto, lo que se denomina habitualmente como una avivada criolla.