Mientras Elisa Carrió defiende al Fiscal Stornelli con transcripciones de escuchas telefónicas realizadas desde la “ex” Ojota, desde El Disenso te contamos que uno de los empleados de la oficina de escuchas es el hijo del Fiscal.

Hoy Clarín publicó una nota en la que detalla que de acuerdo a la diputada Elisa Carrió, “la “operación” contra el fiscal Stornelli fue orquestada desde el penal de Ezeiza por presos K . Según los datos aportados por la fiscal de la República, la CCA-ARI recibió transcripciones de escuchas telefónicas en las que se podría leer cómo Barata se refiere a “un dolor de muelas” lo que metafóricamente sería la causa que investiga el Juez Ramos Padilla sobre el pedido de extorsión de D’Alessio al empresario agropecuario Etchebest. Con esta información en mano, las legisladoras Mariana Zuvic y Paula Olivetto presentaron una denuncia en Tribunales.

Las transcripciones de Barata, preso en el Penal de Ezeiza, en el Pabellón D Módulo 6 que “misteriosamente” llegaron a manos de Carrió, fueron ordenadas por el Juzgado Federal del Dr. Federico Hernán Villena en el marco de la causa 41.475%2016 “Caso Aguape III”  donde se vigilan las comunicaciones del “Rey de la Efedrina” Mario Segovia, quien se encuentra cumpliendo condena en el mismo penal que Barata, pero en el Pabellón A, Módulo 6, lo que implica que se están monitoreando las comunicaciones de otros pabellones en los que no está Segovia.

El Disenso

El Disenso

La oficina encargada de realizar las escuchas y posteriores transcripciones es la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial de la Nación,  ex “Ojota” de la SIDE que ahora depende de la Corte Suprema de Justicia.

En marzo de 2018 La Nación publicó una investigación donde listaba a los hijos de jueces y fiscales que forman parte del staff actual de la oficina de escuchas que fuera investigada por filtración de audios, luego de que el periodista Majul publicara las conversaciones personales de Cristina Kirchner con su secretario privado Oscar Parrilli.

La ex “Ojota” es actualmente dirigida por el camarista federal Martín Irurzun. Uno de sus empleados es Mateo Nicolás Stornelli, hijo del fiscal federal Carlos Stornelli. Este es el primer trabajo de Mateo, que tiene 21 años y estudia ingeniería en informática. “Supe que estaban buscando personal y lo recomendé” admitió Stornelli a La Nación. Que conveniente.

Fuente:El Disenso