Luego de los cuestionamientos por el Decreto de Necesidad y Urgencia que rebajó la Secretaría de Deportes a una Agencia, el Gobierno utilizó la misma vía para convertir a la Dirección Nacional de Fabricaciones Militares en una sociedad del Estado.

“Resulta conveniente avanzar en la concreción de un marco jurídico que posibilite la reorganización administrativa, contable y financiera de dicha Dirección General, con el propósito de facilitar su operación con un nivel de dinamismo, eficiencia y economicidad comparables con el resto de las empresas pertenecientes al sector privado con incidencia en el ámbito de la producción de materiales para la defensa y la seguridad”, sostiene el Ejecutivo en el decreto 104/2019, publicado en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Mauricio Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Defensa, Oscar Aguad.

fabricaciones militares by on Scribd

Asimismo, el documento oficial marca que se “podrá comprar, vender, permutar, importar o exportar dichos bienes y servicios, y realizar toda otra actividad que resulte necesaria para facilitar la consecución de su objeto”. Así las cosas, Fabricaciones Militares estará “sujeta a privatización.

Además, en otro tramo del escrito, se establece un plazo de 180 días para iniciar las negociaciones de un Convenio Colectivo de Trabajo para su personal: “Durante el citado periodo, y hasta tanto entre en vigencia el nuevo convenio, los agentes conservarán las condiciones laborales de su actual vínculo”.

“Esto es un retroceso”

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) considera al decreto un claro retroceso y sostiene que “no hay buenas expectativas” en el futuro Convenio Colectivo de Trabajo que los regirá.

“Esto es un retroceso si analizamos la historia de Fabricaciones Militares: que en los ‘90 luchamos por mantenerla abierta, hasta 2001 para evitar la privatización y después con la recuperación que significó el logro de 2014, con el paso a dejar de estar ‘sujeta a privatización’”, expresó Damián Albornoz, secretario gremial del sindicato.

En ese sentido, en diálogo con radio Universidad de Córdoba, concluyó: “El texto no tiene nada que ver con el avance de establecer un director obrero en la Sociedad del Estado. Esta era una garantía a sostener por nosotros, con la idea de estar en la discusión de un plan estratégico”.

Fuente: Infobaires 24