Desde la Asamblea de Familias en Defensa del Natatorio y el Plan Natación de la escuela de Agronomía aseguraron que el Gobierno de la Ciudad avanzó contra la práctica de la natación para los alumnos.

“El recorte en educación vulnera los derechos de los niños”, denuncian desde la Asamblea de Familias en Defensa del Natatorio y el Plan Natación de la escuela Álvarez Thomas, ubicada en el barrio de la Comuna 15, Agronomía. El Gobierno de la Ciudad avanzó nuevamente contra la cooperadora y dejó sin clases de natación a los alumnos del nivel inicial.

En 1971, la Asociación Cooperadora de la Escuela Nº 4 del Distrito Escolar 16 “Cnel. Mayor I. Álvarez Thomas”, decidió construir un natatorio, baños y vestuarios para el aprendizaje y práctica de natación de sus alumnos con fondos propios y genuinos.

Entre los años 85 y 89, la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires dispuso la creación y puesta en práctica del Plan Natación para enseñar la disciplina a todos los 4tos, 5tos, 6tos y 7mos grados de todas las escuelas públicas de la ciudad. Para ello, la Municipalidad y posterior GCBA, se veía obligado a alquilar natatorios privados o construir natatorios propios. En ese contexto, la Escuela Álvarez Thomas puso su natatorio a disposición de otras escuelas, pero siguió siendo de uso prioritario para todos sus alumnos desde sala de 4 años a 7º grado.

En 2017, el GCBA eliminó las clases de natación para el nivel inicial y recortó diez minutos cada clase para los alumnos de primaria de la misma escuela. La comunidad educativa organizada, promovió una acción de amparo colectivo, y mediante el dictado de una medida cautelar logró que los niños de nivel inicial reciban clases nuevamente, las cuales se retomaron en abril de este año.

Sin embargo, a partir del 20 de agosto se suspendieron las clases para este nivel. “El atropello a los alumnos del Álvarez Thomas tiene un fin: recortar presupuesto educativo. Reduciendo las clases que reciben nuestros hijos, consiguen espacios libres en la pileta que construyó nuestra comunidad, y así ahorrar en alquileres de natatorios privados y no avanzar en la construcción de natatorios propios, incluso dejar inconclusos los que ya se iniciaron en escuelas que se inauguraron parcialmente como el Polo Educativo de Saavedra”, expresaron desde la Asamblea.

Los padres, madres, docentes y directivos se encuentran en estado de alerta y movilización. Piden a la comunidad educativa de la Ciudad que se sumen a este reclamo. “No queremos nivelar para abajo. Queremos un Plan Natación extendido a todos los alumnos de segundo y tercer ciclo de las escuelas primarias y al derecho a dicha práctica para todos los alumnos de todos los niveles de las escuelas que son sede de natatorio”, comunicaron.

Y resumieron: “Este recorte vulnera los derechos adquiridos por los alumnos de las escuelas públicas con natatorio propio, las escuelas cercanas que habían alcanzado a ampliar el plan natación a otros grados y no sólo 4to como pretende ahora el GCBA contradiciendo el espíritu del Plan Natación, disminuye la calidad educativa, cercena el acceso a la práctica de la natación a miles de alumnos y atropella el trabajo cooperador de más de media década”.

Fuente La Comuna12