La autoridad monetaria (BCRA) buscará obtener rentabilidad con el alquiler en el mercado internacional de unos USD 462 millones en el metal precioso

El metal dorado registró en el transcurso de 2017 una importante apreciación de 12%, desde los USD 1.151 la onza a fines de 2016 hasta los actuales 1.295 dólares. La tensión internacional por el lanzamiento de misiles en Corea del Norte fue el último impulsor de los precios, debido a que el metal dorado es considerado un refugio de valor ante la volatilidad de los mercados.El oro se alquilará en los mercados internacionales y se reinvertirá en operaciones más rentables (generalmente se elige un swap de yenes), generando así una operación de carry trade.

Infobae

25 de septiembre de 2017

EL BANCO CENTRAL INVERTIRÁ ORO DE LAS RESERVAS EN EUROPA

Algo más del 5% de las reservas del BCRA están respaldadas en oro. (iStock)

El Banco Central enviará a Europa lingotes de oro por un valor de USD 462 millones, en en una iniciativa por ganar rentabilidad con el alquiler de una porción de sus activos internacionales en metálico.

La estrategia del BCRA es migrar parte de las reservas monetarias de oro al mercado internacional para hacer operaciones de carry trade y obtener rentabilidad sobre los lingotes.

Las reservas del Banco Central ascienden en la actualidad a unos USD 51.313 millones, de los cuales un 5,1% está integrado por oro, unos 2.600 millones de dólares. Por lo tanto la operatoria involucrará a una quinta parte de dichas tenencias en metal.

El metal dorado registró en el transcurso de 2017 una importante apreciación de 12%, desde los USD 1.151 la onza a fines de 2016 hasta los actuales 1.295 dólares. La tensión internacional por el lanzamiento de misiles en Corea del Norte fue el último impulsor de los precios, debido a que el metal dorado es considerado un refugio de valor ante la volatilidad de los mercados.

A su vez, el ex titular de la autoridad monetaria, Federico Sturzenegger, buscará conseguir un certificado de calidad para esos lingotes de oro que fueron comprados por la anterior gestión y que son de “dudosa calidad”, indicó el diario Clarín.

El oro se alquilará en los mercados internacionales y se reinvertirá en operaciones más rentables (generalmente se elige un swap de yenes), generando así una operación de carry trade.

QUÉ ES EL “CARRY TRADE”

El llamado carry trade es una operatoria en la un inversor vende una cierta divisa o activo financiero con una tasa de interés relativamente baja y compra otra con una tasa de interés todavía más alta.

Un ejemplo extendido en los países centrales es el de tomar deuda en yenes (hoy con un tasa de interés baja) y utilizar los fondos obtenidos para comprar bonos del Tesoro de los EEUU a largo plazo, con rentabilidad superior. Luego de un tiempo determinado, se venden dichos bonos del Tesoro y se salda la deuda tomada, con una ganancia por el diferencial o spread de tasas.

“Esto ya lo estamos haciendo con todo el oro que tenemos en Londres, porque al colocarlo en esa plaza financiera podemos ampliar su utilización”, explicaron a Clarín desde la autoridad monetaria. Los lingotes no se venden, se rentan, con lo cual según la autoridad monetaria no afectará al número final de tenencia total de este metal en el balance de la entidad.

Los lingotes se alquilan ahora por 30 puntos base (0,3% anual) y se invierten por 150 puntos básicos (1,5% anual). Es decir, una diferencia de tasas de 120 puntos base. Aunque claro, los precios y tasas pueden caer según la dinámica de los mercados internacionales.

Asimismo enviando al exterior el oro, Sturzenegger buscará eliminar algunas dudas sobre la calidad de los lingotes que fueron comprados hace cinco años bajo la gestión de Mercedes Marcó Del Pont. En abril de 2012 el Gobierno había comprado oro por USD 402 millones, tras 7 años sin sumar ni una onza.

Fue una adquisición de apuro -de hecho se concretó la operación cuando la divisa cotizaba a valores récord- por la amenaza de los holdouts de embargar los bienes de Argentina en el exterior y los lingotes se trajeron al país. Luego en 2015 Alejandro Vanoli habría buscado vender esas barras de oro pero no pudo sacarlos fuera del país por el riesgo de confiscación de los fondos buitre.

Fuente: Red Nacional y Popular de Noticias