El dueño de la firma OPS, Mario Cifuentes, denunció ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, haber sido víctima de una presión por parte de dos diputados enviados por un primo de Marcos Peña.

Se trata del empresario que había denunciado extorsión por parte de Marcelo D’Alessio, involucrando también al periodista del Clarín Daniel Santoro.

Fue el periodista Juan Alonso quien reveló la información a través de las redes sociales: “Es penoso que Marcos Peña Braun no haya explicado por qué un familiar suyo se habría reunido con el empresario patagónico Mario Cifuentes para apoderarse de su empresa de servicios petroleros en un claro accionar de extorsión entre D’Alessio y su banda de espías”.

A Cifuentes quisieron quitarle la empresa y lo intimidaron describiéndole cuándo su esposa e hijo salían de su casa.

Respecto a la presunta participación de Santoro en la organización ilícita, la misma “se desprende de las declaraciones testimoniales del Sr Gonzalo Brusa Dovat y el Sr Marcelo Cifuentes”, sostuvo la abogada Natalia Salvo junto a su colega Eduardo Nigro en el escrito al que accedió El Destape.

Fuente: Infobaires 24