El secretario general de UTE, Eduardo López, dijo que “este año les dieron 29% de aumento y la inflación proyectada está en el 50%», al fundamentar el reclamo salarial.

«Perdemos 21 puntos de salario en la jurisdicción más rica del país, en la que un maestro que arranca cobra $25.000 y la línea de pobreza está en $35.000», agregó el sindicalista.

Los sindicatos reclaman la reapertura de paritarias para actualizar el salario, y que el Gobierno porteño llame a concurso para cargos docentes.

El gremio denunció que el Ministerio de Educación porteño «agregó una provocación en la última semana, que atenta contra los concursos de la carrera docente, y viola el Estatuto que regula la profesión».

«En medio del calendario de actos públicos para el ascenso, traslado e ingreso a la docencia, la Comisión del Registro y Evaluación de Antecedentes Profesionales modificó el orden de los listados docentes para acceder a trasladar sus cargos en escuelas de la Ciudad», se quejaron los sindicatos.