Contra el ajuste presupuestario, los docentes de todo el país marcharon hacia el Congreso, en el marco de un paro nacional. Exigieron la reapertura de la paritaria nacional, mejoras en infraestructura y repudiaron el secuestro y tortura de una maestra en Moreno.

La concentración comenzó a las diez de la mañana y culminó pasado el mediodía en el Congreso, en un acto que convocó a docentes públicos de todo el país, privados, universitarios y estatales, que también se movilizaron contra el ajuste del Gobierno.

En paralelo, en el Congreso, la oposición había convocado a una sesión especial para declarar la emergencia en educación y cultura. Sin embargo, Cambiemos no bajó a dar quórum y cayó la sesión. (Fuente El DEstapeWeb)

Este jueves terminó un plan de lucha por 48 horas con una adhesión que –según datos sindicales- superó el 90% y de acuerdo con la evaluación oficial fue del 45%. La discusión salarial está virtualmente congelada. Quedó como última oferta, la que hizo la provincia hace casi 20 días que establecía un ajuste del 19% más una suma fija del 1.9 hasta setiembre y el compromiso de seguir la negociación en octubre.

Con el índice de inflación de agosto confirmado en 3.9% y un acumulado del 24.3% en lo que va de 2018, la propuesta resulta “inaceptable”, según coincidieron los dirigentes gremiales. Ayer, las entidades que integran el Frente de Unidad Gremial (FEB, Suteba, Sadop, Uda, Udocba y Amet) estuvieron en la movilización en el centro de la CABA. Además de reiterar sus quejas por la falta de acuerdo, pidieron “seguridad, condiciones dignas de trabajo y que no haya salarios a la baja”. (Fuente Clarín)