Solo el 33% de las mesas que participaron del simulacro pudieron realizar la trasmisión digital de datos.

El simulacro que realizó la empresa SmartMatic junto a la Dirección Nacional Electoral fue un fracaso total, ya que de 10 mil mesas que realizaron la prueba, solo el 33% pudo realizar la trasmisión de datos al centro de cómputos.

A raíz de las modificaciones que realizó el Gobierno nacional para estas elecciones, ahora la empresa encargada de llevar adelante el conteo de votos no está a la altura de las circunstancias, ya que, se pasó de un telegrama en el que se especificaba el total de votos de cada mesa a que se realice todo a través de un mecanismo de computación.

En el medio oficialista TN, el periodista Marcelo Bonelli advirtió: “El sábado fracasó totalmente un simulacro de las elecciones y la trasmisión de datos desde los colegios al eventual centro de cómputos que va a haber el 11 de agosto”.

“Se hizo un ensayo general de las elecciones y hay un cambio importante de cómo se van emitir cada mesa que vos votás y que ahora va a ser a través de un mecanismo de computación. Eso fracasó rotundamente”, aseveró.

De un total de 15 mil mesas que van a estar habilitadas para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el simulacro se realizó en 10 mil y solo 3300 pudieron lograr la trasmisión de datos.

Desde Smart Matic que es la que ganó la licitación y es la que va a llevar adelante la trasmisión digital de datos desde las mesas al centro de cómputos y el recuento de votos provisorio, se desligaron de la responsabilidad de que haya salido mal el simulacro y responsabilizaron al Correo Argentino.

“La empresa es una proveedora de un servicios, presta las herramientas pero quien se encarga de la parte operativa es el Correo”, se excusaron desde Smart Matic en diálogo con El Destape.

Fuente El DestapeWeb