La Escuela N°13 D.E. “Provincia de Neuquén” nuevamente vuelve a ser noticia en el barrio de La Paternal. Ya desde este medio habíamos informado acerca de la complicada situación edilicia que atraviesa el colegio por filtraciones de agua y falta de seguridad en instalaciones eléctricas, entre otras cosas. También se expuso la grave problemática referida a las distintas plagas, tanto de palomas como de ratas que invadieron el espacio del comedor del colegio.

Asimismo, a fines del año 2016 se visibilizó la preocupación de la comunidad educativa con respecto a la renovación de contrato en 2017, dado que la escuela Neuquén así como también la Provincia de Mendoza son las dos escuelas del barrio que funcionan en edificios alquilados. Se aproximaba marzo, que era la fecha en que finalizaba el contrato y la incertidumbre era total. A último momento el contrato se extendió y las clases pudieron desarrollarse con normalidad.

Pero el 20 de Junio ocurrió nuevamente un hecho lamentable. Se produjo un derrumbe en el interior del colegio, poniendo nuevamente de relieve la situación critica que atraviesa la institución a nivel edilicio. Dado que este hecho se produjo durante el feriado del Día de la Bandera, la escuela se encontraba vacía y no hubo que lamentar heridos. Varios padres y madres de los alumnos expresaron indignados que una vez por año se pinta el edificio, quedando muy prolijo por fuera, pero nunca se arreglan las graves problemáticas estructurales que presenta.

Sumado a esto, desde el Ministerio de Educación se informó que el jardín de la escuela Neuquén será trasladado al nuevo edificio en construcción ubicado en las inmediaciones del colegio Lorca, ubicado en el predio del Parque Warnes sobre la Avenida Chorroarín frente al viaducto. Esta noticia generó gran preocupación en la comunidad educativa de la escuela, dado que ambos edificios se encuentran alejados uno del otro. Por tal motivo, se les solicitó a las autoridades que habiliten un servicio de transporte para trasladar a los chicos al nuevo lugar. El pedido es motivado principalmente por los padres que poseen un hijo en jardín y otro en la primaria, dado que antes llevaban a ambos al mismo sitio. Ahora les resultaría imposible cumplir con los horarios de entrada y salida considerando, la distancia, trayendo además complicaciones para el cumplimiento de sus responsabilidades laborales.