El programa periodístico ADN, transmitido por la señal de cable C5N, denunció que la hija de Pablo Sirven trabaja en el estado por un sueldo de 74mil pesos mensuales. Desarrolla sus tareas en el Centro Cultural Néstor Kirchner (CCK) que depende del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos a cargo de Hernán Lombardi.

Agustina Sirven ingresó a trabajar en el Estado en Agosto de 2016 y en este momento se está tramitando un expediente para que pueda ingresar a la planta permanente del estado dejando de ser una funcionaria de Cambiemos para ser una empleada estatal con un sueldo superior a los 70mil pesos. La hija del periodista del diario La Nación desarrolla sus tareas en el piso 3° del CCK realizando una coordinación institucional para el equipo de Hernán Lombardi.

Su padre, es Secretario de Redacción del diario La Nación y es un convencido de que la TV es formadora (y deformadora) de actitudes, costumbres y maneras no sólo de la sociedad sino muy especialmente de las dirigencias, por lo que se ha convertido en los últimos tiempos en un verdadero “militante” intentando convencer mediante sus artículos, participaciones en medios audiovisuales, presentaciones en vivo y convocatorias personales o vía mail del proyecto neoliberal de Cambiemos.

Debemos recordar que en los últimos meses Pablo Sirven fue uno de los periodistas quien puso en tela de juicio la idoneidad y honestidad de los trabajadores de la Agencia Nacional de Noticias Télam abriendo la puerta que finalizó con cientos de familias en la calle. Tampoco debemos dejar de mencionar que Pablo Sirven fue quien llevó adelante la campaña de desprestigio contra los periodistas de 678 cuando salió a cuestionar lo que cobraban por su trabajo.

El periodista, quien trabajó en el diario Convicción, de Emilio Massera durante la última dictadura. El diario Convicción, considerado por muchos como “una de las apuestas simultáneas o paralelas del poder militar”, fue un instrumento de propaganda política donde Pablo Sirvén pasó por esa redacción en 1982.

Entre otras cosas, Pablo Sirven también se constituyó como uno de los principales perseguidores de Victor Hugo Morales a través de la biografía no autorizada sobre el periodista.



ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hernán Lombardi giró a una ONG de un amigo 250 millones de pesos por año