La senadora nacional y candidata a vicepresidenta Cristina Kirchner presentó su libro «Sinceramente» en Santiago del Estero, donde reiteró su compromiso de «ayudar a terminar con esta catástrofe social y económica».

«A algunos les cuesta entender decisiones que uno ha tomado. Yo ya fui presidenta. Siento la necesidad de poder ayudar y colaborar a terminar con esta catástrofe social y económica que viven hoy los argentinos y las argentinas«, expresó la ex mandataria ante cientos de personas que llenaron un centro de convenciones de la capital santiagueña para escuchar sus palabras.

Otro grupo de simpatizantes, en su mayoría de agrupaciones políticas y movimientos sociales, se concentró fuera del predio para seguir el discurso por pantalla gigante.
En su primera visita al interior del país desde que oficializó su candidatura a vice de Alberto Fernández, la ex presidenta ratificó su «absoluto compromiso por poder trabajar fuertemente para reconstruir» un país que, según vaticinó, «va a atravesar grandes dificultades».

Al abordar las razones de su decisión de correrse de la candidatura presidencial, pese a que tenía posibilidades de aspirar a un tercer mandato, Cristina Kirchner dijo que sintió «la necesidad de dar un gesto» en pos de la unidad nacional.

«Yo siento y sentí la necesidad de poder dar un gesto. En serio, despojarme de todas las vanidades, legítimas, de cualquier persona, definitivamente, y dar un testimonio de que, en serio, y definitivamente, estamos dispuestos a ayudar a unir a los argentinos en un momento difícil para todos y todas«, explicó.

En una dura diatriba contra el Gobierno de Cambiemos, dijo que «cada vez entiende menos a estos capitalistas que se dicen capitalistas pero quieren que la gente se muera de hambre, y no consuma ni gaste».

«¿Qué clase de capitalismo es el que están proponiéndonos? Es un capitalismo medio raro», ironizó.

En este marco, trazó una analogía entre ese pensamiento instrumentado por Cambiemos y el que décadas atrás practicaba el bloque soviético.

«El Muro de Berlín se cayó porque los del otro lado querían tener el mismo nivel de vida y acceder a los mismos bienes culturales y materiales que tenían los que podían tener mayores libertades», sostuvo, en una defensa del capitalismo basado en el consumo popular.

La senadora nacional y líder de Unidad Ciudadana evitó polemizar con el anuncio de Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula de Mauricio Macri.
Cuando Cristina Kirchner dejó el poder, el rionegrino se desmarcó de su ex jefa política y comenzó a dedicarle salvajes críticas, al punto que se convirtió en el principal antagonista de la ex presidenta en el Senado.

La jefa del kirchnerismo llegó en la noche del lunes al aeropuerto de la capital santiagueña, donde fue recibida en la pista por el gobernador Gerardo Zamora y por una multitud que la acompañó en caravana hasta el hotel donde se alojó.

Fuente: Revista y Agencia Comunas