El Centro de  Economía Política Argentina (CEPA) elaboró un ifnorme para mostrar la evolución que tuvieron los precios de los medicamentos durante el gobierno de Mauricio Macri y su impacto en la Tercera Edad.

Según las proyecciones de INDEC, para el año 2019 serán 6.983.377 los habitantes de nuestro país mayores de 60 años (15,5%), siendo 43% varones y 57% mujeres.

Los datos son contundentes. La jubilación mínima en mayo de 2019 alcanzaba $10.410 (en junio de 2019 aumentará a $ 11.525), lo que implica un aumento de 172% entre mayo de 2015 y mayo de 2019.

El dato relevante indica que la inflación de los medicamentos entre mayo de 2015 y mayo de 2019 alcanzó 314%, con casos de medicamentos esenciales que incrementaron su precio en un 784%En contraste, la jubilación mínima tuvo un incremento de 172% entre mayo de 2015 y mayo de 2019 (y de 201% a junio de 2019), pasando de $3.821 a $ $10.400 entre mayo de 2015 y mayo de 2019 ($11.528 en junio de 2019).

Solamente en el mes de mayo de 2019, en promedio, los precios de los 50 principales medicamentos crecieron 4,2%. El promedio de los 10 medicamentos que más aumentaron en el mismo periodo alcanzó 7,9%, entre los que cabe destacar aumentos de hasta un 9,2%.

Estos aumentos se agravan dada la modificación de la Resolución N° 005 de PAMI, que agrega condiciones extraordinarias para poder acceder al subsidio del 100% de cobertura en medicamentos, lo que se traduce en una disminución del acceso de jubilados/as a esta prestación (tener ingresos inferiores a 1,5 haberes previsionales mínimos, no estar afiliado a un sistema de medicina pre-paga, no ser propietario de más de un inmueble, no poseer un vehículo de menos de 10 años de antigüedad, no poseer aeronaves o embarcaciones de lujo).

En Argentina en el año 2009 el 44% de las defunciones de personas de 60 años y más correspondieron al aparato circulatorio, el 26% a tumores y el 21% a enfermedades del sistema respiratorio. Sólo el 5,5% de las muertes fueron por causas de enfermedades infecciosas y parasitarias (Informe de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de la Nación). Esta situación es crítica si se consideran los muy relevantes aumentos de medicamentos para patologías específicas. Por ejemplo:  El medicamento para patologías cardiovasculares Acenocumarol (Sintrom), es un anticoagulante necesario para evitar Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) en personas que padecen arritmias cardiacas, e incrementó su valor en un 784%.

El medicamento para Patologías Respiratorias, fluticasona+salmeterol (Seretide) aumentó su precio en un 417%, siendo hoy su valor actual de $2.323,59 Los tratamientos para personas asmáticas o con Enfermedades
Obstructivas Crónicas (EPOC) se han visto fuertemente encarecidos. Es importante considerar que el EPOC representan el 13% de las defunciones por enfermedades respiratorias.

El medicamento para Patologías Osteoarticulares, Etoricoxib (Arcoxia) es un fármaco antiinflamatorio no esteroideo que se utiliza para el dolor crónico de patologías osteoarticulares como artrosis y artritis reumatoidea. Tuvo un incremento del 369%.



Fuente: Revista y Agencia Comunas