En la comunidad educativa de la Escuela Provincia de Mendoza nuevamente suena fuerte el rumor de la construcción de una torre de doce pisos en el terreno baldío lindero, ubicado en las intersecciones de las calles Donato Alvarez y Espinosa.

Es importante destacar que el predio fue pedido por los vecinos del barrio para ampliar la plazoleta Raymundo Gleyzer y disponer de un patio para la escuela. Si bien este reclamo es de larga data, en los últimos cinco años el colectivo Todos por la Mendoza desarrolló distintas actividades con diferentes actores de la vida política, institucional y educativa de la Ciudad de Buenos Aires.

Todo esto permitió visibilizar una demanda cobró altos niveles de legitimidad entre los vecinos. Gracias al apoyo de la gente del barrio y de distintas organizaciones como Vecinos Inquietos, los padres y madres de la cooperadora de la Escuela República del Ecuador y la Red por la Educación de la Ciudad de Buenos Aires, se recolectaron más de mil firmas en apoyo al proyecto y se consiguió la limpieza y la desinfección del terreno.

Durante el año 2017, se llevó adelante una jornada junto a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, en el marco de la campaña “Más verde, menos cemento” impulsada por dicha institución. Ese día, el defensor del Pueblo Alejandro Amor le entregó una carta al presidente de la Junta Comunal N° 15, Jorge Lucchesi, explicándole la petición de los vecinos. Lucchesi aún no ha dado respuestas a estas inquietudes.

El barrio de  La Paternal no tiene espacios verdes en un radio de más de un kilómetro, por lo que se hace imperiosa la necesidad de este tipo de lugares para esparcimiento y recreación. Este anhelo quedaría trunco en caso de prosperar este negocio inmobiliario. Además, la comunidad educativa de la Escuela Mendoza se encuentra preocupada por los ruidos que pueda generar una obra de tamaña envergadura en horario escolar, así como también por la repercusión que pueda tener la obra sobre el edificio del colegio, el cual tiene aproximadamente cien años.