Una vez más los comercios de la avenida San Martín, entre Donato Alvarez y Seguí, debieron sufrir de un nuevo corte de luz. Una zona donde los cortes de servicio de EDESUR son constantes.

Además de tener que luchar contra la baja del consumo y la retracción de las ventas esta mañana un sector de los comerciantes debieron trabajar sin luz y contar con el apoyo de los equipos electrógenos.

A pesar de los aumentos en las tarifas del servicio eléctrico y de la promesa del gobierno de que las empresas harían las obras necesarias para la actualización del tendido eléctrico, la verdad es que los cortes continúan y tanto comerciantes como vecinos se cientes se sienten estafados.

En el último año y medio tanto EDESUR como EDENOR acumularon $1.700 millones en multas, por parte del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) por deficiencias en la calidad del servicio.

Redacción LateComuna15