El paro nacional de 24 horas sin movilización decretado para hoy por la Confederación General del Trabajo y que cuenta con la adhesión de las dos Centrales de Trabajadores Argentinos (CTA), promete tener un alto grado de acatamiento en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires

No funcionarán los transportes, ya que no habrá servicio de trenes, colectivos y taxis, debido a que los gremios que integran el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), liderado por el taxista Omar Viviani y el ferroviario Sergio Sasia se plegaron a la medida de fuerza. Por su parte, desde la UTA de Roberto Fernández confirmaron que se sumarán al reclamo de los trabajadores y aseguraron que “no va a haber colectivos de corta, mediana ni larga distancia.”

En el plano educativo, los gremios docentes de CTERA, Suteba, UTE y CONADU, entre otros, adhirieron a la medida por los que no habrá clases en ninguno los establecimientos educativos públicos. Algunos colegios privados abrirán sus puertas, a pesar de que SADOP llamó a plegarse al reclamo.

Las reparticiones públicas no tendrán actividad, según anunciaron los gremios estatales de UPCN y ATE. Los bancos mantendrán sus puertas cerradas ya que la Asociación Bancaria de Sergio Palazzo anunció en un comunicado su participación y exigió “un urgente cambio de la política económica”.

La adhesión de Camioneros se podrá observar en las actividades como la recolección de basura, la distribución de dinero en cajeros automáticos y el abastecimiento de combustible en las estaciones de servicio, las cuales se encontrarán cerradas, según informaron desde el gremio de estaciones de servicio que encabeza triunviro de la CGT Carlos Acuña.

Distinto es el caso de las cadenas de supermercados, donde las internacionales Carrefour y Día y la nacional COTO prometen abrir sus puertas, obligando a sus trabajadores a concurrir a pesar de lo dispuesto por el Sindicato de Empleados de Comercio.