Un nuevo listado de ingredientes autorizados a partir del 29 de agosto avanza con la precarización de la alimentación que reciben los niños y las niñas en los comedores escolares de la Ciudad de Buenos Aires. Quejas en las escuelas y protesta del gremio docente.

Ahora las concesionarias pueden bajar costos a expensas de la calidad alimentaria, ya que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta autorizó a reemplazar ingredientes por otros más baratos. Pueden cambiar, por ejemplo, un cuarto de pollo por un medallón, una banana por una mandarina o un tomate por una zanahoria.

Adicto a los eufemismos, a no llamar a las cosas por su nombre, como todos los gobiernos de Cambiemos, la administración porteña presenta como “reemplazos” al achicamiento y la baja de calidad en las raciones de los comedores de las escuelas públicas. Medallón de pollo en lugar de cuarto de pollo; zanahoria en vez de tomate, lechuga o zapallito; mandarina y no banana; paleta cocida por fiambre de pollo; barra de cereal por barra de maíz inflado, según la tabla autorizada desde el 29 de agosto “hasta nuevo aviso”.

Los docentes y el gremio que los nuclea vienen denunciando “magras raciones en las viandas y quita de la fruta”, que ahora se oficializa en una autorización de “reemplazos”. Y se suman a la grave falta de raciones en muchas escuelas. Selectivamente, los recortes se verifican especialmente en las escuelas del sur de la ciudad, aquellas que atienden poblaciones más vulnerables, y al mismo tiempo tienen menos capacidad de reclamo desde sus cooperadoras.

“Exigimos al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta la urgente declaración de la emergencia alimentaria y el destino de partidas especiales para que ningún niño o niña pase hambre en la ciudad más rica del país. La prioridad es garantizar una alimentación variada, saludable y rica. Luego vienen las veredas”, manifestaron desde UTE Ctera en un comunicado titulado “Crueldad sin límites”, que denuncia la novedad.

Fue luego de que llegara a las escuelas del Distrito 1 (el barrio de Retiro, con su Villa 31) un mail que oficialmente confirma lo que ya estaban comprobando en otros distritos: la única verdura que reciben en los últimos días es zanahoria. La fruta comienza a escasear, la banana brilla por su ausencia. Y cuando las y los vice directores –que tienen a su cargo el control de los comedores– reclaman a las empresas proveedoras de las materias primas por los faltantes, reciben como respuesta: “Estamos autorizados”.

Fue lo que ocurrió en la Escuela 10 del barrio de La Boca, donde, cuentan los docentes, las carencias son muchas y el plato que se sirve al mediodía, fundamental. Un nene que se descompone y cuando le preguntan qué cenó dice “caldito”. Otra que cuenta que “en casa cenamos mate cocido”.

En esta escuela, donde se vive esta realidad, el gobierno porteño autorizó a eliminar de la dieta las verduras, a excepción de la zanahoria, y a restringir las frutas. Y así lo que se anuncia como “risotto con pollo”, en un menú presentado con lindos colores y dibujitos, se transforma en “un plato chico de arroz con dos arvejas, tres pedacitos de pollo y zanahoria”, según puntualiza Ana Diasprioti, vicedirectora de la escuela.

“Llamé al concesionario, preguntándole por qué no habían traído los zapallitos. Me respondió: ‘porque a mí Nutrición me autoriza a reemplazarlo por otra verdura’. Le expliqué que si el risotto ya tenía zanahoria entre los ingredientes, lo que estaba haciendo era sacar uno, no reemplazarlo”, relata.

“Bajó la calidad de los productos, y bajó la cantidad. Antes, además del almuerzo, a la tarde nos traían un sanguchito y una fruta. Ahora al sanguchito lo sacaron, y dejaron solo una fruta, la más barata. El paquetito de galletitas antes traía cuatro, ahora tres. Las vainillas son enanas, casi la mitad de lo que medían antes. Ponen dos y están dando una vainilla a cada nene”, enumera la docente.

Este nuevo ajuste a la comida de los niños se suma a la implementación, el año pasado, de lo que se presentó como “Menú Saludable”, que eliminó el pan de la dieta, en este caso sin reemplazo.

Fuente Página 12

Fuente: Infobaires 24