Aproximadamente a las 20:30 del día de ayer las autoridades de la sede paternal de la UBA, por disposición de la gestión universitaria, desalojó a miles de estudiantes y cerró las puertas de la facultad. “La sede Paternal permanecerá cerrada desde las 20 hs por amenaza de toma”.

“Amenaza” es la palabra que eligen quienes avalan los ataques del Gobierno a la educación pública y desprecian la organización y la lucha de la comunidad educativa.

El hecho ocurre en el marco de multitudinarias asambleas como en Filosofía, Medicina, Sociales, Psicología y en otras facultades, así como en distintas universidades del país como en La Plata, Córdoba, Jujuy y Rosario, donde se están tomando acciones concretas como tomas, cortes y clases públicas en defensa de la educación pública, contra el desfinanciamiento y por el triunfo de la lucha docente.

El cierre de las facultades, una curiosa “moda” que también tuvo lugar en la Universidad Nacional de Córdoba, es un síntoma de hasta donde son capaces de llegar las autoridades para intentar frenar aquello que temen: la organización estudiantil que viene en ascenso y que pelea en todo el país contra el ataque a la educación pública.

Fuente: Izquierda Diario