Cambiemos camina rumbo a la ruptura ante una interna que complica la unidad de la alianza. La diputada Elisa Carrió ratificó que pedirá el juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, que aseguró que “nunca es bueno que se pida la detención o se detenga preventivamente a un expresidente”.

Ante los dichos del Ministro Carrió no tardó en arremeter con dureza contra el funcionario. “Es una vergüenza para la República y la división de poderes”, sostuvo que pedirá el juicio político para el ministro.  Lejos de poner paños fríos, la cofundadora de Cambiemos, expresó en una carta difundida a través de las redes sociales su enojo con el espacio político que conforma.