Se trata de Oriana Malcotti, de 23 años, es una chica venezolana que sufre brotes psicóticos. Su familia y amigos están desesperados. La joven venezolana, que llegó hace dos meses al país, desapareció el lunes cerca del Hospital General de Agudos Dr. Enrique Tornú, en Parque Chas. Desde las 13 de ese día no tienen rastros de ella.

Su amiga, Mariela Hansen, explicó que habían ido hasta el centro médico porque la joven sufría convulsiones. Y a su vez, por el estrés que le generó migrar a la Argentina, ahora tiene brotes psicóticos.

Lo último que supieron de Oriana fue que se subió a un taxi, en las inmediaciones del hospital, porque dijo que la estaban persiguiendo. Solo tenía 500 pesos encima.

La joven se había mudado a la casa de su amiga, pero nunca regresó a la vivienda ni se comunicó con ella. Sin embargo, el día de su desaparición le mandó un mensaje a su hermano, que alertó aún más a la familia: “Yo ya di el mensaje que tenía que dar, ahora a ustedes les toca encontrar a Jesucristo”.