Miles de indígenas bolivianxs continúan movilizándose en La Paz contra el Golpe cívico-militar que forzó la renuncia de Evo Morales y su gabinete. Este jueves, habitantes de El Alto descendieron hacia la capital con la intención de instalar un Cabildo en el que insistirán con el reclamo de la restauración de la institucionalidad.

Asimismo, lxs manifestantes exigen la renuncia de la autoproclamada presidenta Jeanine Añez y denuncian que se nombró a un «Gabinete de facto» que busca perseguir a quienes se oponen al Golpe de Estado.

A su vez, lxs originarixs piden un desagravio por la quema de la bandera indígena, conocida como Whipala, que algunxs policías golpistas también quitaron de sus uniformes en clara señal del racismo que caracteriza a lxs insurgentes.

Más temprano, durante su visita a Uruguay, el Presidente electo Alberto Fernández, ratificó su solidaridad con Evo Morales y destacó que, una vez que asuma la presidencia, está dispuesto a otorgarle asilo político al derrocado mandatario y a su vice, Álvaro García Linera, porque «Argentina es casa de todos los bolivianos». «El día que llegue a la presidencia será un orgullo recibir a Evo Morales en la Argentina, a él y a Álvaro García Linera», remarcó.




Fuente:La García

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});