En diálogo con Mañana Sylvestre, Lucila Gallino indicó que “escuchaba hablar al panel de la derecha agazapada y esto lo vimos en la participación nefasta y desagradable que tuvo la OEA, que perdió toda credibilidad y a partir de ahora nuestras democracias ya no pueden confiar en esta institución que ha metido el `zarpazo`, le ha metido la zancadilla a Evo que ha confiado… En el día de hoy todos esperábamos los resultados: esta era la fecha prevista por la cual Evo aceptó volver al reconteo voto a voto, por la cual fueron decenas de observadores que hicieron una lectura política y se dejaron tentar por quien les paga… Entonces está claro que esa derecha agazapada también está representada en la OEA, en el que hasta ahora todos los pueblos de Latinoamérica también seguimos confiando… Uno de los pocos pueblos que echó a la OEA, y tuvo que pagar un costo muy alto, es Venezuela. Y antes Cuba”.

“El aprendizaje es que tenemos que darle poder popular a la gente –destacó Gallino-. A los 50 mil argentinos que vimos ayer caminando en las calles rumbo a la embajada de Bolivia, que estuvieron toda la noche esperando que Evo llegue a México. Estas personas que también hoy nosotros nos sorprendemos porque provenimos de una sociedad profundamente racista, los argentinos nos criamos con la mirada puesta en Europa, con las lecturas sarmientinas y con la misma educación pública que inoculó odio a los pueblos originarios –recordemos a la misma Patricia Bullrich negando un estado plurinacional en Argentina-… Nosotros debemos exigir a nuestros próximos gobiernos plantear nuestro estado plurinacional como lo hizo Bolivia y Ecuador. Sería muy bueno que realizáramos este aprendizaje y que participáramos con un poder popular para declarar personas no gratas a Trump y a su hija, entre otras acciones”.

Financiamiento al golpe

Gallino enfatizó que “el 4 de septiembre la hija y asesora presidencial de Donald Trump estuvo reunida y almorzando en privado con Gerardo Morales, con el embajador de EE.UU. en Argentina de por medio. La formalidad fue entregar US$ 400 millones para construir un puente y pavimentos a nuestro ministro de transporte. Ese dinero no se sabía dónde fue a parar. Pero anoche tuve una conversación con nuestra colega e investigadora Alicia Bruzzone y me contaba que hubo una reunión en el sindicato de farmacéuticos también muy privada en donde la niña princesa Ivanka Trump le dio no solamente dinero –se habla de que hubo financiamiento por parte del gobierno de Macri a Bolivia…; directamente Gerardo Morales fue a Santa Cruz en un avión a entregarle financiamiento al golpista Luis Camacho- Y acá también estamos hablando de que hubo entrega de armas”.

“Hay corporaciones mineras chilenas que financiaron mucho más que los 10 millones de dólares que se le acusa a Carlos Mesa -que otra parte nunca pudo justificar y desapareció totalmente de la escena política, y luego asumió este muchacho Camacho con aires y con la estética norteamericana (igualito al manual de Venezuela con Juan Guaidó)…-. Esta situación que nos tomó de sorpresa tiene que ver con que al día siguiente en que Evo ganó cómodamente por más de 10 puntos, luego se instaló la situación de fraude –lo cual es mentira, porque no hubo ni una sola prueba- y se instaló esta idea de que Evo es narco, que es corrupto, lo mismo que hicieron acá y que hicieron en toda Latinoamérica con Rafael Correa, con Lula, con Cristina…”.

“Y por otra parte se dio también una situación que no visualizamos con los tecnicismos del marketing político en las redes sociales: hubo 4 millones de tuits que se inocularon diciendo que había fraude -continuó Gallino-. Esto generó un odio que hizo salir a las clases medias a las calles, y además haciéndolos participar en grupos que fueron reclutándolos en los cuales se les daba instrucciones de como tenían que hacer para relevarse…, con videos que corresponden más bien a grupos de madres de un colegio, con dibujitos animados, muy bien organizados…”.

Incidencia evangelista

Hay varios videos que me llegaron hace tiempo que demuestran la participación en el golpe que tuvo la cultura y la institución evangelista en Bolivia. Un video anuncia uno o dos meses antes del golpe -el 20 de octubre se empieza a instalar a partir del día de la elección-, que muestra cómo un pastor evangelista empieza a hablar que el nuevo presidente va a ser blanco, cristiano y de oriente (Santa Cruz). Ya empezaron aquellos a instalar la Biblia como un objeto para destruir la Whipala, que representa la unión de los pueblos originarios en toda Latinoamérica”, dijo Gallino.

Por último la documentalista y periodista indicó que “sabemos que no vivimos más en un mundo unipolar. Y Rusia con Putin a la cabeza no va a abandonar a Bolivia. Se encontró hace 2 ó 3 meses con Evo. Este no es tema menor”.

Martes 12 de noviembre de 2019

Fuente: Pájaro Rojo