Es mas fácil, se sabe, analizar un partido en particular que poner el ojo en el contexto general.

Es hoy Argentinos Juniors un equipo aceitado, que tenga un funcionamiento definido aún sabiendo que el fútbol es un deporte donde tenés que generar la mayor cantidad de chances posibles para ganar mediante una táctica, una estrategia y un despliegue de cualidades individuales que, así y todo, no te garantizan el triunfo?, es el Bicho hoy un Club no digo modelo, pero Institucionalmente coherente con una linea y organizado como para que cualquiera que llegue se adapte, se integre y como para que cualquier pibe que llegue a primera sienta esa contención, se considere a la altura, entre a la cancha sin sentirse menos que nadie y sin la mochila de la responsabilidad de pelear por un título, una clasificación o una posible pérdida de categoría? Sinceramente NO.

En este desbande donde pasás desde un técnico probo, no Guardiola, pero con una línea definida mas allá de errores y caprichos como los que tienen todos, a dirigentes que se meten a increpar profesionales a un vestuario porque si, de denuncias periodísticas jamás aclaradas ni desmentidas de jugadores que andan armados y dividen el grupo, finalizando con un nuevo DT al que en un mes y medio de trabajo se le lesionan 8 jugadores y pierde 4 partidos, empata uno y su equipo convierte CERO goles, es imposible que un pibe de 18, 20 ó 21 años juegue bien, imposible. Por eso decimos que analizar en particular un partido y no contextualizar un momento Institucional espantoso, donde se celebra un balance que da de deficit la misma plata que se debia hace 3 años habiendo vendido jugadores por millones y millones de euros, terrenos del Bajo Flores y donde la deuda entre junio del 2017 y junio del 2018 solo se achicó en 3 millones de pesos, bueno, es, de mínima, inadecuado.

Nada puede salir bien asi. Mas cuando los “refuerzos de nombre” que traes ameritan que jueguen estos pibes que, sin dudas, hacen lo que pueden en este contexto adverso.

Para sintetizar lo estrictamente futbolístico: cambio de esquema que no sirvió de nada. Un 4-5-1 con Ilaguirre tirado atrás y Nacho Mendez como un 8 clásico de ida y vuelta, Machin y Montero en contención y Barboza un poco mas suelto delante de ellos, un engendro que no mejoró el rendimiento de nadie y sacrificó a Verón a que se lo devoren los centrales. Hablando de centrales, los nuestros fallaron nuevamente como en el partido vs Ñuls, Gigliotti , que ya había estado merodeando cerca, recibió solo, se dio vuelta y la acomodó abajo de zurda. Torren miró de lejos, Bojanich no salió ni en la foto y Sandoval no cerró al medio. Zafamos de 2 mano a mano de “casi gol” que el juez de línea cobró posición adelantada erróneamente porque sino hubiese sido irremontable.

Mejora en el ST de la mano de un Batallini Patoruzú que se puso la enjundia al hombro, algo de Ilaguirre, encarador y activo, algo chocador, pero que en un contexto y un esquema mas definido y trabajado puede andar y poco mas. Bata jugó al revulsivo y el Bicho tuvo 15 minutos buenos hasta que Independiente salió un poco y ya complicó mucho, Porque el equipo del medio hacia atrás queda siempre muy mal parado y cada vez que nos atacan nos duele, mas en nuestra cancha donde las transiciones ataque – defensa son muy rápidas (antes esto lo aprovechábamos nosotros y nos hacia muy fuertes de local, ahora ya ni eso). Llegó lo imprevisible, un gol errado increíblemente por Verón (la pelota se le levantó justo para el que no lo vio posteriormente x TV) que vino de un insólito error del rival y un par de situaciones mas del mismo Verón que no pudo concretar. Solo una de éstas, solo una, fue producto de una jugada colectiva y elaborada (desborde de Bata y centro atrás), una solita, muy poco. Independiente facturó en una contra y estuvo a punto un par de veces mas. Se mejoró en el ST si, pero de la mano de arrestos de verguenza individual (Bata se movio libre x todo el frente de ataque), no de la mano de un reposicionamiento táctico mas allá del cambio de delantero x medio (Machin).

Mientras el Bicho ya empezó a mirar para abajo y se ubica entre los últimos 7 de los promedios del descenso cuando descienden 4, el desmadre lo completa el presidente, creido que la responsabilidad de esto lo tienen también los hinchas y no la propia incapacidad de quien debe administrar con criterio el amor de estos hinchas a su camiseta y el patrimonio en el caso de los socios.

Raro que hable de “los hinchas y los pibes”, no? Hace un mes y medio vino un ignoto DT hablando mal de uno de los tuyos sin siquiera conocerlo acusándolo de poco profesional y de “tener que cambiar su modo de vida” (?) y desde las redes oficiales, esas mismas desde donde hacen un culto a la desinformación pero de las que renegás cuando no son oficiales y te hacen sentir los descontentos, terminás replicando esas estupideces contra tu propio y joven patrimonio. Ni hablar cuando asumís en la misma concensuada nota (para Fox, cuando no hubo conferencia de prensa para los medios partidarios ni de Carboni ni de ningún dirigente) el dejár librada la mejoría de tu equipo a los próximos 2 refuerzos que el parate de diciembre te permite. Que incoherencias no? Si además los mismos que traerían esos “refuerzos” son los que trajeron estos “refuerzos”. Una garantía. Habrá que ver que te mandan las empresas con las que tenés convenios comerciales…y a cambio de que.

A veces es mejor no decir nada, a veces es mejor escuchar mas y rodearte de gente idónea, profesionalizar ciertas áreas claves y esperar que el azar de los dados vuelvan a favorecerte porque hoy por hoy, te están cayendo de arista.

La seguimos mañana desde las 21 hs en Fm Flores 90.7 en Argentinos Para Todos.
Ariel Melnik – para ARGENTINOS PARA TODOS