La cumbre del G20 que reunirá a los principales líderes del mundo en la Argentina durante 48 horas, con la que Mauricio Macri, genera despliegue de medidas de seguridad sin precedentes y la ciudad será un verdadero caos. Por ese motivo el Gobierno quiere que el 30 de noviembre, día en el que inicia el foro, sea feriado.

El Ejecutivo envió el pasado 20 de julio, al Congreso el proyecto de ley para establecer el 30 de noviembre como feriado, solamente en la Ciudad.
Daniel Lipovetzky, presidente de la comisión de Legislación General, dijo en declaraciones al diario Clarín, que la semana que viene convocará a la comisión para darle dictamen al proyecto. Planea para ese día poner también en debate el proyecto de ley de alquileres, que tuvo media sanción del Senado.

El G20 es el principal foro de coordinación económica mundial. Lo integran 19 países más la unión Europea. La cumbre de Líderes del cierre será en Buenos Aires porque este año la presidencia del G20 está siendo ejercida por la Argentina.

La organización estima que a la Cumbre concurrirán, entre los líderes y sus acompañantes, los sherpas, las autoridades ministeriales, las delegaciones, el personal de seguridad y la prensa, unas 8 mil personas. “Por primera vez los Jefes de Estado y/o de Gobierno más importantes del mundo se reunirán en el país, constituyéndose por ello la Cumbre en uno de los eventos de política internacional más importantes de la historia argentina”, expresa un párrafo de los fundamentos del proyecto.

El feriado debe aprobarse cuatro meses antes para poder “reprogramar” las actividades que se hubieran previsto para ese día. La iniciativa duerme desde julio. El mal clima político en el Congreso -en Diputados no hay sesiones para tratar proyectos hace tres meses- no permitirían que se cumpla ese plazo.

Por eso, algunos se preguntan si el proyecto llegará a ser tratado. De no ser así, el Gobierno tendría que apelar a un decreto de necesidad y urgencia (DNU) para establecer el feriado del 30 de noviembre en la Ciudad.

Fuente MinutoUno