Trabajadores de Télam realizaron un acampe frente a la Cámara Nacional de Apelaciones en reclamo de las reincorporaciones de 60 despedidos.
El delegado Sabino Cabrera conversó con Radio Caput acerca de la situación de los trabajadores y el estado de la agencia y dijo que “Gestionaron un espacio en Tecnópolis y mandaron a trabajar a quienes son adictos a esta gestión y a quienes lograron presionar bajo amenaza para que fueran a trabajar ahí”. Además agregó: ” La mayoría de las notas son a candidatos del oficialismo, claramente la decisión de la Gerencia es tener pocas voces y sólo voces oficialistas“.

¿Cómo fue el acampe?

De la situación judicial el delegado afirmó: “Iniciamos un acampe el 31 de mayo de este año en reclamo de que se ratifiquen las reincorporaciones que logró nuestro sindicato en primera instancia y vamos 3 meses de acampe en la puerta de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo y ahora estamos a la espera de una definición de apróximadamente 60 compañeres”.

Hasta ahora de las 357 personas despedidas el año pasado, ¿cuántas lograron volver a trabajar?

Sabino explicó: “Poco más de 200 personas fueron reincorporadas por medidas cautelares que presentaron dos sindicatos que tienen presencia en Télam, como el SIPREBA. No todos los fallos están firmes: quedan estos 60 por los que estamos reclamando. Y aquellos que presentaron medidas judiciales de forma individual que esta justicia los terminó tirando abajo. Acá hay 3 jueces designados por el macrismo, 2 que no llegaban al puntaje requerido en los concursos y con las distintas operaciones políticas que llevaron adelante presionando a los jueces en el Consejo de la Magistratura para que fallen en contra de las reincorporaciones que estamos pidiendo”.

¿Cómo funciona ahora la agencia en este momento de la campaña tan particular?

“En cuanto a Télam, que esta dentro del Sistema Federal de Medios Públicos, la vienen vaciando de contenido, pluralidad y federalismo, que son valores que defendemos. Lo que han hecho es quitar esa pluralidad y libertad para generar contenido. Luego de los 4 meses de paro y permanencia que tuvimos el año pasado, fue que el Directorio, la Gerencia, instaló una redacción paralela. Esto significa que los cables, las notas periodísticas y la edición final del contenido periodístico que se genera se termina regulando, controlando y censurando en un espacio distinto a los edificios que tiene Télam asignados”, explicó el delegado.

“Gestionaron un espacio en Tecnópolis y mandaron a trabajar a quienes son adictos a esta gestión y a quienes lograron presionar bajo amenaza para que fueran a trabajar ahí. Lo que sucede ahora es que la mayoría de las notas son a candidatos del oficialismo, no hay pluralismo. Hay secciones que están cerradas y no generan contenido. Claramente la decisión de la Gerencia es tener pocas voces y sólo voces oficialistas”, concluyó Cabrera.

Pasó en Caput #LaRectaFinal

Fuente: Radio Caput