El fiscal con competencia electoral, Jorge Di Lello, inició este viernes una causa para investigar la utilización de empleados públicos, para actividades vinculadas a la campaña de Juntos por el Cambio, en dependencias nacionales, provinciales, municipales y organismos descentralizados del Estado.

Una campaña en redes sociales, diseñada para denunciar estos abusos, bautizada como “Tu Campaña, No es mi trabajo”, actuó como detonante de esta investigación. En la misma los damnificados son convocados a relatar sus experiencias, para que luego ser volcadas de forma anónima en las redes.

Basándose en una publicación del portal Cenital, el fiscal Di Lello decidió convocar a declaración testimonial para el próximo 29 de agosto a los delegados de ATE Eduardo Nasif y Santiago Fernández Galeano, quienes habían presentado una nota dirigida a Federico Ballán, a cargo de la Subsecretaría de Vías Peatonales de la Ciudad, uno de los tantos organismos públicos denunciados por obligar a sus empleados a participar de timbreos, ir al call center de campaña de Juntos por el Cambio, volantear, fiscalizar para ese frente y hasta asistir a los actos del impopular presidente neoliberal Mauricio Macri.

“De no ganar los comicios, no se garantizaba su continuidad laboral”

“Manifestamos nuestro total repudio a los aprietes que están sufriendo los trabajadores y las trabajadoras en diferentes organismos del Gobierno de la Ciudad de Buenos donde antes y después de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), del pasado domingo 11 de agosto, instigaron no sólo presionando por el voto por el oficialismo, si no que pidieron ‘compromiso’ para poner mesas partidarias los días sábados, ir a los actos políticos, concurrir al call-center, timbrear y fiscalizar el día de las elecciones y que de no ganar los comicios, no se garantizaba su continuidad laboral”, expresaron desde ATE Consejo Directivo Capital Federal , al respecto de esta problemática, mediante un comunicado.

Fuente: Noticias en Red