El próximo miércoles, el periodista de Clarín y operador ultra oficialista, Daniel Santoro deberá sentarse a prestar declaración ante el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, como imputado en la red ilegal comandada por Marcelo D’Alessio.

Santoro deberá declarar ante el juez por el accionar del D’ Alessiogate, donde se abordan más de 70 casos y donde el operador de Clarín está vinculado a 5 casos concretos. También se lo investigan en los Tribunales de Comodoro Py, en el expediente del juez Luis Rodriguez en la extorsión al empresario Gabriel Traficante y podría ser citado.

El periodista de Clarín tenía que presentarse en el juzgado de Dolores el pasado 10 de junio y su abogado pidió una prorroga, por lo cual el juez se la concedió y lo hará este miércoles. Ramos Padilla consideró que  “se ha corroborado prima facie no sólo el vínculo de conocimiento y confianza que mantenía” el editor de Judiciales del diario Clarín y ex panelista de Animales Sueltos “con Marcelo D’Alessio”, sino también “su participación y su aporte en las actividades ilegales que llevaba adelante la organización delictiva investigada”. El juez sostuvo que “a diferencia del caso de otros periodistas vinculados a D’Alessio, el imputado no sólo se nutría de la información que le proveía la organización, sino que habría tenido conocimiento de las actividades de espionaje ilegal que desarrollaba, sus métodos y contribuía al desarrollo de los planes ilícitos que llevaba a cabo la organización”.

Mientras avanza la causa de Dolores, el juez Rodríguez, titular del juzgado Nº 9 de Comodoro Py deberá resolver la situación de Santoro en la causa del empresario Traficante. La banda comandada por D’Alessio extorsionó al empresario haciendo alusión a su supuesta posición en aquella causa. Y le decía que podía mejorarle la situación a cambio de dinero. El “apriete” contaba, entre otros elementos, con notas publicadas por Santoro, con quien D’Alessio tenía una relación cercana.

Entre otras cosas, Rodríguez quiere saber si tal como publicó el periodista de Clarín en aquel entonces, dos imputados “señalaron a Traficante como supuesto ‘cerebro’ detrás de la organización”. El juez destacó: “D’Alessio comenzó haciendo alusión ante Traficante de un estrecho vínculo con Daniel Santoro, periodista del diario Clarín, para luego expresarle que aquél poseía datos suyos y de su familia para escracharlo. Todo ello seguido con que le adelantó con un día de anticipación que saldría una nota atribuyéndole responsabilidad en el expediente criminal aludido, lo que efectivamente sucedió”.

Luego agrega el juez: “En la nota del mentado periodista se incorporan datos con los cuales D’Alessio amedrenta previamente a Traficante, como los nombres de fantasía de sus empresas, un presuntamente falso estilo de vida y un grado de participación en la causa a cargo del magistrado Aguinsky hasta hoy inexistente”.

Fuente: INFO 135